INICIO Hombres Los fantasmas de mis ex

Los fantasmas de mis ex

escrito por Jessica V. 25 abril, 2018

que fue de mis exnovios

Cinco años han pasado desde la primera vez que os hablé de Kevin Bacon en el blog, y el otro día cuando os dije que me había vuelto a escribir (después de años sin saber nada de él), ¡todas os acordabais! No podía creerme la cantidad de mensajes que me mandasteis, todas con la misma cara que se me había quedado a mí al verlo: 😱😱

Por eso, y visto el interés en saber qué había sido de los demás (que lo pregunté en los Stories, por si estáis leyendo esto pero no me seguís en IG. Os quiero igualmente), procedo a contaros qué ha pasado con todos los pobres exes con los que me he ido encontrando estos años.  Dentro reportaje de investigación. Agarraos los machos:

QUÉ FUE DE MIS EXNOVIOS

Kevin Bacon

La estrella de nuestros corazones. Sigue viviendo en el mismo piso que se compró la última vez que nos vimos (hace 1.500 años, año arriba, año abajo), trabajando en el mismo sitio y teniendo el mismo corte de pelo. Se acerca peligrosamente a los 40 años y deduzco que o se acaba de quedar soltero o le está apretando la crisis de los 40. #TodosConKevin

Visto por última vez en: Abril 2018, Whatsapp.

El inglés

Este señor, que se mudó a 10 minutos de mi casa justo cuando lo dejamos, se volvió a su pueblito de Inglaterra (en el que está basada la película Brassed Off de Ewan McGregor, por cierto) yyy ya no me sé más.

Visto por última vez en: Diciembre de 2014, Facebook.

Daniel Sunjata

Resulta que el box en el que me inicié en el CrossFit había sido un proyecto conjunto de mi primer coach y este señor. Al final Daniel no llegó a participar en ello, pero un verano me lo encontré entrenando allí. Yo saliendo roja, sudorosa y en todo mi esplendor del entrenamiento y él, entrando fresco como una lechuga. Nos saludamos medio minuto, subí a ducharme y cuando salí resulta que me había estado esperando (los cuarenta minutazos que había tardado en volver a ser una persona normal). Le saludé con la mano, me metí en el coche y me fui. Porque yo quedar bien con la gente ¿para qué? (Es que ni se me pasó por la cabeza que me hubiese estado esperando, vaya).

Luego se cambió de box, a la competencia. Obvio, después del desplante, le traumaticé claramente.

Ahora se ha abierto un canal de YouTube para subir sus vídeos de CrossFit, se está quedando calvo pero de a poquitos y sigue teniendo la misma foto de perfil en Facebook.

Visto por última vez: ¿Julio? de 2015, en un box de CrossFit.

El holandés

Con Dimitri, que así se llamaba por si se nos había olvidado, no volví a tener contacto, pero enterarme, sí que me enteré de lo que había sido de él después de coger el avión a nuestros respectivos países. Unos meses después de volver del Erasmus, una amiga mexicana, que había conocido en París, me escribió para contarme que estaba en una relación con él. A distancia. (A mogollón de distancia). Que antes de volverse a México, había ido a verle a Amsterdam y que se habían enamorado perdidamente. Información muy relevante para mí en ese momento, que hacía meses que no sabía (ni quería saber) de ninguno de los dos. Coño, tía, guárdatelo, que no me importa. Qué poco tacto, de verdad.

Hasta donde he podido averiguar, en 2017 todavía estaban juntos. Así que ole, ole, ole, los caracoles 💃🏻💃🏻💃🏻.

Visto por última vez: Junio 2014, París.

Kellan Lutz

Petites, mi gran oportunidad de ser una bloguera famosa me pasó rozando cuando conocí a este chico y, si hubiese estado un poco más espabilada, ahora os estaría escribiendo desde las Maldivas, pero NO. Después de un par de besos tontos, no volvimos a vernos, pero me quedé con el nombre de su blog (qué pionero, estar petándolo en Francia con un blog de viajes en 2013, por favor). Y nada, ahora 148k seguidores en Instagram, 175k en Facebook y 27k en YouTube, viajando por el mundo haciendo sus cositas y ganado dinero escribiendo. Qué bohemio. El sueño de cualquier millennial que se precie.

Visto por última vez: ¿Noviembre? de 2013, París.

Y a los demás, si los he visto, no me acuerdo, pero estos eran los que más miga tenían ¿verdad? Qué vida sentimental más ajetreada he tenido, de verdad. Pero bueno, ahora que soy novia de estrella del rock, pues mucho mejor, porque conciertos gratis. Digo yo.

Muchas gracias a todas las que habéis estado ahí pendientes todos estos años. Sois lo mejorcito de todo Internet 💃🏻💃🏻💃🏻.

Lo mismo te gusta esto también

Deja un comentario