INICIO Hombres De flamencas y fuckboys

De flamencas y fuckboys

escrito por Jessica V. 10 febrero, 2016

keep your pants on

Petits, no quisiera yo alardear ni nada de eso, pero he empezado el 2016 petándolo muy fuerte. Yo pensaba que no, porque menuda primera semana de mierda (de mierda, sí, de mierda, con todas las letras) pero cómo ha remontado la cosa. Pa’mpezar conseguí arreglar el tema Sims en el ordenador (MUY importante), así que ya me ha dado tiempo a hartarme de hacer casitas y esas cosas; para seguir, al final entre regalos, rebajas y tal, me he encontrado con absolutamente todo lo que me había pedido en Navidades (y eso merece una clara flamenca del Whatsapp como celebración); y para terminar, ya ha pasado el primer follarín de los bosques del año y he pasado de él. Sí, petits, habéis leído bien, por primera vez después de mucho tiempo he sobrevivido a un follarín de los bosques sin atarme emocionalmente a él ni causarme un trauma psicológico más o menos duradero. Estoy muy-muy-orgullosisísima de mí (nivel: 💃💃💃💃💃). Oy, qué fiesta me montaba a mí misma, de verdad.

Y no es una historia muy especial tampoco: Chico conoce a chica, chico tiene una cara de follarín que no puedo ni con mi vida y chica pasa del culo del chico. Y eso me pone muy contenta, porque en cualquier otra ocasión (véase hace tres o cuatro meses) habría pasado los primeros cortes sin problema alguno, pero como este año mi propósito principal es alejarme de los retrasados emocionales, hemos tenido que endurecer los controles y este pobrecito ha caído en la primera ronda.

«Y, Jessi, ¿has pasado de él solo porque tenía cara de fuckboy? Eso es muy superficial».

¿Vosotros no sabéis eso de que la cara es el espejo del alma? Pues si ya se le veía en la cara eso, cómo sería el resto, petits míos. Y no están las cosas como para perder el tiempo con este tipo de chicos, que cada vez que doy con un follarín de los bosques, sube el pan, por favor. Si hasta olía a follarín. Que no sé yo a ciencia cierta si usarán todos la misma colonia, pero no conozco a nadie decente que use One Million de Paco Rabanne. Ni siquiera mi primo, que lo quiero con locura, pero es un fuckboy de la cabeza a los pies (pasando, desgraciadamente, por las gomas de plástico que usa para sujetarse los vaqueros a los tobillicos, que no sé qué habré hecho yo para merecer esto de mi propia sangre, Dios mío).

Y que no acaba ahí la cosa, que además la semana pasada la pasé en Zurich, porque por qué no, y no tuve frío en los pies en ningún momento, lo que significa que se están cumpliendo mis propósitos de año nuevo a marchas forzadas. ¿Los vuestros, cómo van? ¿Bien?

💃💃💃¡Flamencas del Whatsapp para todos! 💃💃💃

Lo mismo te gusta esto también

4 COMENTARIOS

Victoria West 14 febrero, 2016 - 04:57

Wishing yo a Happy Valentine my dear!

Xoxo, Victoria

http://fashionstylebeautyandmore.blogspot.ca/

Reply
Jordi M. Novas 18 febrero, 2016 - 11:44

Joder, qué refrescante encontrasre un blog escrito (bien escrito) :)

Reply
Jessica V. 20 febrero, 2016 - 18:04

Todo para que lo disfrute gente que lo valore tanto como tú :) ¡Muchas gracias!

Reply
Patricia 5 marzo, 2016 - 21:40

Eso es la edad… con los años los descubrimos nada más olerlos. Y nunca mejor dicho!! Para ti «one million». Para mí cualquiera de Armani (sobre todo «Aqua di Gio» pretendiendo parecer fresco, descuidado y juvenil)… y es que dan una pereza!!! Ni para echar uno. Un beso guapa!!

Reply

Deja un comentario