INICIO La vida Oda a la hostia que me acabo de pegar

Oda a la hostia que me acabo de pegar

escrito por Jessica V. 29 enero, 2015

29enero15 (3)

El año pasado me pegué una hostia de campeonato, de esas que hacen historia. Yo creía que no iba a ser capaz de superarla, o sea que no me iba a pegar una tan tremenda nunca más. Qué ilusa. Me acabo de meter un guarrazo que no sé ni cómo he salido con vida. Que me he hecho sangre, petites, que tengo la pierna que yo creo que sería mejor amputar, sinceramente. No quiero pensar qué va a parecer esto cuando empiecen a salirme moratones (que con la pedazo de hostia que me he pegado me extraña que no me hayan salido inmediatamente, la verdad). Hablamos de una caída con rotura de medias incluida, para que os hagáis una idea. Pero que si hubiese llevado vaqueros me los habría destrozado también.

¿Razón de la caída? Lo de siempre: LOS ZAPATOS. Lo peor de todo es que ni siquiera eran zapatos de tacón, que por lo menos la última vez tenía esa excusa, pero no. Me he pegado el gran porrazo con slippers. Tócate los cojones. Esto me pasa por comprarme slippers, claramente, que son un invento del demonio. Son zapatillas de andar por casa venidas a más. Si es que me lo tengo merecido. El tema es que la suela es muy dura y no se raya, así que coeficiente de rozamiento entre el suelo y yo es de 0,000000001. Para los menos entendidos: que voy patinando por la calle. Así que nada, he terminado comiendo asfalto.

Ha sido una regresión total a la infancia, en serio. He vuelto a tener 6 años (o los que tuviera la última vez que me caí y me hice sangre). Que me ha tenido que curar las heridas mi madre y yo ahí con lágrimas en los ojos. No os cuento el cachondeíto de mi padre, que si mandábamos una foto al Whatsapp familiar para servir de consuelo a mi prima pequeña, que se pasa el día dándose golpes. Pues mira, a mí saber que mi prima 20 años mayor que yo sigue cayéndose con la misma contundencia que cuando tenía 3, consolarme, no me consolaría, la verdad.

Joder es que no me voy a hacer mayor nunca ¿o qué? La gente mayor no se cae. O sea, a ver, la gente MUY mayor se cae, y se rompe la cadera y monta un cirio que pa’ qué, pero los adultos no. ¿No? ¿Cuándo fue la última vez que os caísteis vosotros? Porque yo no hace tanto. Me he caído en el curro y hasta me caí en París. Que bueno, lo de París sí que fue una exageración, me caí en un agujero, petites. De repente no hubo suelo. Gracias a Dios estaba un poco borracha y tal peroooo que me acuerdo perfectamente, para mi desgracia. ¿Voy a hostiazo épico por año? Es que no gano para caídas ¿eh?

Yo creo que lo peor (más peor que haberme caído con zapato plano y que estar escribiendo esto en bragas por no manchar de Betadine los pantalones), es que a parte de dejar marca, no voy a poder ir al gimnasio, porque a ver quién es la graciosa que hace sentadillas con una herida en la rodilla. Se me va a quedar el culo flácido y blandito. Como a mi jefa.

jessica-2Bv-2Bgrutch

 

 

P. D.: Las bailarinas son de Sfera, pero, en serio, no os las compréis, que os vais a hostiar como yo. Y no mola.

14 COMENTARIOS
0

Lo mismo te gusta esto también

14 COMENTARIOS

Elisabeth 29 enero, 2015 - 12:08

ajjajajajajaja, pobre…
Tú no sufras, que mientras no te caigas en mitad de un paso de peatones cuando te estabas saltando el semáforo en rojo y estés a punto de ser atropellada por un autobús….piensa que tu hostia ha sido superada por alguna gilipollas (que no me pasó a mí eh, que esto a mí me lo han contado…).
Además que esa pobre ilusa que se saltó el semaforo y salió corriendo mientras llovía, llevaba el portátil para ir a clase y por si la hostia en la rodilla y el casi atropello no fueron suficientes, casi se disloca un hombro al caer por intentar que el portatil no tocara el suelo.
Menos mal que milagrosamente ni la atropellaron, ni se rompió el portátil, ni se manchó la falda con el suelo mojado y lo más milagroso de todo es que ni se rompieron las medias, aunque sigo sin entenderlo, porque la rodilla estaba hecha añicos, pero oye, las medias, perfectas!!
PD: las medias de calcedonia son la caña
PD2: no te saltes un semáforo, por lo que pueda pasar, qué vergüenza madre mía….vaya espectaculo dí….

Reply
Jessica V. 29 enero, 2015 - 12:23

Me meo ¡jajja! Sobre todo por lo de las medias, porque yo soy incapaz de no rompérmelas, y la vez de la parada de autobús, la falda para el arrastre, evidentemente. Era blanca y nunca ha vuelto a ser la misma después de aquello xD!
Me alegro de que no te pasara nada al final y de que te lo tomases con tan buen humor :)
(Me voy al Calcedonia ya mismo ¡jaja!)
¡Un besazo!

Reply
Elisabeth 29 enero, 2015 - 12:46

Hombre es que después de aquel hostiazo o me da por reir o por llorar…así que qué quieres que te diga…me levanté lo más digna que pude, en plan estoy bien, todo guay…y en cuanto giré la esquina me iba cagando en to lo cagable, qué dolor de rodilla madre!
Lo de las medias es un misterio te lo juro por dior, mira que a mi las medias no solían durarme nada, pero desde que probé las de calcedonia, ya no voy a otro sitio a comprar medias, y este año he probado las push-up, que sí, que son un pelín más caras, pero una marvilla oiga! Te dejan el culo prieto y desafían todas las leyes de la física en cuanto al tema roturas! pruébalas!

Reply
Rocío 29 enero, 2015 - 15:13

Ay lo que me he reído…perdón, pero como dice Elisabeth lo cuentas con mucha gracia! Pero bueno, que si vas a hostiazo por año, por este 2015 ya has cumplido. Te lo has quitado de en medio prontito, así que ahora a caminar sin miedo!

Pd: prueba a llevar las Slippers-del-demonio a un zapatero y que te ponga una media suela y una tapa antideslizantes…por intentarlo, es que son muy monas como para no volver a ponértelas, no?

Reply
Jessica V. 29 enero, 2015 - 19:01

Eso digo yo, hasta 2016 estoy cubierta ¡jajja! Quiero ir al zapatero a ver si me ponen una suela de goma como las de las deportivas, aunque voy a esperar un tiempo porque ahora mismo estoy un poco resentida con las slipper, la verdad xD

Reply
Belén 29 enero, 2015 - 15:31

Tranquila…yo hace 4 meses me cai por las escaleras, en el curro, y al mes siguiente cuando ya se me habia pasado el moratón del culo, repito caida en el mismo sitio, y esta vez me destrocé el codo y aun tengo la marca, porque claro como no se aguantarme sin arrancarme la costra…
Besos

Thinking About Clothes

Reply
Gepe-nails 29 enero, 2015 - 18:36

Pobreta >.< Aunque menos mal que te lo tomas con humor jajaja

Si te resbalas por la calle de normal, nunca, y repito: NUNCA pasees por Valencia cuando hay humedad o acaba de llover. El mármol en el suelo por las calles más importantes queda muy bonito, pero resbala que da gusto. Además, vas dejando un rastro negro en las baldosas. Si te caes, te dejas la ropa manchada de negro, en las rodillas y culo unos moratones tremendos y encima, asi como regalito valenciano, la pérdida de dignidad :)

P.D. Si vas en bici ya ni te cuento xD

Besotes y que te recuperes! jaja

Reply
Jessica V. 29 enero, 2015 - 19:02

Ya me habían comentado lo de las bladosas por allí ¡jajja! Desde luego no podría caminar segura por esas calles, además seguro que tengo la brillante idea de ir de blanco y me dejo el culo negro y otra falda que hay que tirar ¡jaja!

¡Un besazo cielo y muchas gracias! :)

Reply
Yudani Pousada 29 enero, 2015 - 19:06

Yo también soy una patosa. Aunque hace bastante que no me caigo.
P.D. Espero no caerme ahora por hablar…

me-andmybag

Reply
Marina_MdC 29 enero, 2015 - 21:41

Yo me fostie parecido una vez corriendo detrás del autobus…y para más inri, lo perdí xD

Besitos de caramelo

Reply
lub 30 enero, 2015 - 10:09

Eso de que los adultos no se caen es una leyenda urbana, te lo digo yo que voy a tres o cuatro vejigazos al año. Por culpa del calzado, el más épico fue uno con unas botas cowboy (divinas de la muerte, literalmente hablando), resbalé de canto en una bajada en chaflán, me metí un cabezazo contra una papelera, reboté y aterricé haciéndole la zancadilla a un ejecutivo súper arregladito (llovía), él a su vez, hizo que se cayeran dos yayas, fue el caos total, ¡menudo broncazo me metieron! Más me reñían, más risa me entraba y más se mosqueaban… nunca más he vuelto a ponerme ni esas ni otras botas de estilo cowboy.

Reply
Jessica V. 30 enero, 2015 - 15:07

Vale, esto me consuela un poco, porque la tuya ha sido sin duda peor que esta mía, aunque está un poco a la par con la mía de 2013 ¡jajja! Por cierto, a mí también me entra la risa tonta ;P

Reply
Rakel 30 enero, 2015 - 10:40

Aunque lo peor de todo son las risas de la gente, que todos nos reimos de las caídas de los demás hasta que nos toca jajaja Y al menos llevabas medias que amortiguan :) porque como algunas por Madrid parece que no tienen frío o viven en un microclima ;)
Besitos Kela
Hoy hay nuevo post, El gimnasio para gente sin tiempo

Reply
Loreto 31 enero, 2015 - 17:44

Pues tengo que decir que yo hace dos meses me pegué mi gran golpetazo. Iba con bastante prisa porque tenía que llegar al banco antes de las once y media, así que iba rapidito. Total, que crucé la calle, me tropecé con mis propios pies y me caí. A mí sí que me vieron, un señor muy majo que iba en una furgoneta y que casi me atropella. De la vergüenza me recompuse y eché a correr. Aunque bueno, yo estoy continuamente cayéndome, otra vez fue al bajar del coche, y como iba en vestido y sin medias mi rodilla no acabó muy bien… En esta me vio toda mi familia y, claro, las risas aseguradas.

¡Cuidado con los zapatos! Y lleva los zapatos a un zapatero (y tampoco te tropieces con tus propios pies como yo jaja )

Reply

Deja un comentario