INICIO La vida No me da la vida

No me da la vida

escrito por Jessica V. 11 noviembre, 2015

IMG_7183 IMG_7184

Petits, os va a parecer muy ñoño y tal, pero las cosas están así: me dais la vida con cada comentario que me dejáis. Tal cual. Al fin y al cabo os estoy abriendo parte de mi vida y si bien me hace muy feliz simplemente escribirlo, espero con ansias cada comentario que me dejáis. Sé que no todos los que leéis lo hacéis, pero los que sí es como aire. Que yo llego a casa pensando «¿Qué habrá pensado Roci del post?» y «Ay, ya estaba esperando la respuesta de Beatriz». E igual que ellas, mil (diez), por eso el otro día me llamó la atención el comentario de Nitta en el post sobre cómo conocí a mi chico, decía que ahora que me había echado novio no os dejase tan abandonados («¡COPÓN!» Que eso a mí me gusta mucho también), y yo solo podía pensar «¡Pero si no es por el novio!» Es que no me da la vida para todo, petits, no me da la vida.

Os cuento: trabajo de 8:30 a 18:00 a unos 15 minutos de mi casa (y cada minuto que me paso de las seis por la tarde allí encerrada me duele en lo más profundo del alma); tres tardes por semana hago una hora de CrossFit, de las que salgo taaaan reventada que aunque llegue a mi casa a las 20:30 me meto en la cama nada más ducharme, lo que significa que los días que voy al box después del curro, a las nueve de la noche ya estoy planchando la oreja. A eso hay que sumarle la hora de entrenamiento libre de rigor de los sábados por la mañana. Y luego ve al cine los miércoles o baja a Madrid a cenar porque así tu novio no se come el atascazo de hora y media que hay para salir de Madrid entre semana, que a ti te da igual porque para entrar hay cuatro coches, pero es media hora de ida y media de vuelta caiga quien caiga. Y sal a comer los domingos con tus padres, y queda alguna noche con tus amigos. Y recoge tu habitación (que solo es una habitación y únicamente está limpia tres días a la semana, porque en cuanto llega el lunes se empieza a acumular la ropa en la silla; imagínate si fuese toda una casa). Y actualiza el blog, y sube una foto a Instagram, contesta a los emails y a los comentarios y espérate que haga sol para poder grabar un vídeo, que ya si eso lo editarás cuando te mueras porque antes de eso no vas a tener tiempo libre, eso está claro. Que es que llega un momento en el que yo solo me quiero echar a llorar porque quiero estar con mi novio pero compagina tú tus horarios con los suyos, que si sale más tarde y va a spinning (que ya tiene cojones delito que él vaya a spinning y yo a CrossFit) y luego se junta con que tenga que salir de viaje tres días por el curro igual no os veis en tres semanas (que me cago en nuestro jefe, así os lo digo, de verdad). Y tampoco quiero yo sacrificar el CrossFit porque me encanta, pero es que CUÁNDO COÑO ME DEPILO. ¿Y en qué hora libre voy a la peluquería a cortarme el pelo? ¿Y al médico? ¿Cómo sigo Anatomía de Grey? Y en qué hueco voy a comprarme unos vaqueros, que ya tengo los míos destrozados, que me da vergüenza salir con ellos a la calle POR DIOS.

Total, que cuando llega el fin de semana y resulta que hace sol, a lo mejor, en lugar de actualizar mis redes sociales, desconecto una hora, dos, ojalá tres, y me tumbo cogiendo rayitos como los lagartos, tumbada en el suelo del jardín, y no lloro porque me da vergüenza, porque es mi vida y ahora mismo es lo que hay.
Porque no es que me os abandone porque yo quiera, es que en realidad, libres-libres, tengo exactamente 4 horas a la semana y a veces hay que elegir: actualizar el blog o depilarse las piernas, y, petits, ni he llegado a ese punto de la relación con este chico, ni tengo tantas mallas de gimnasio que me tapen hasta los tobillos.

IMG_7186

P.D.: De verdad, cómo será la cosa que no me da ni tiempo a regar estas plantas, que son de secanísimo y encima se me han muerto.

Lo mismo te gusta esto también

2 COMENTARIOS

Ingrid 11 noviembre, 2015 - 20:18

Me gusta lo que escribís y cómo lo escribís, así que mientras la vida te esté dando inspiración te perdono que te demores en postear. Espero que tanta dedicación al CrossFit te de los resultados que deseas.
Tanto tiempo que lleva la depilación hace pensar en invertir en la depilación definitiva.

Reply
Jess 18 noviembre, 2015 - 18:00

Cierto todo lo que dices Jess, me pregunto si es un mal de la humanidad o solamente de las mujeres, lo malo es que las cosas no cambian, esas 4 horas libres definitivamente se hacen menos cuando tienes hijos y tus cosas pasan a un segundo término (no por gusto, aclaro). Al menos aún haces cross fit y sales por ahí, jejejeje

Reply

Deja un comentario