INICIO Búsqueda
Resultados de búsqueda para

"label/Love life"

    No os voy a engañar, me ha costado un poco escribir el título de este post. Por el tema de la confidencialidad con el programa de Telecinco y demás, pero sobre todo porque hasta hace dos días estaba convencida de que se llamaba Hombres, mujeres y viceversa (porque suena mejor y lo sabéis. Lo del «bíceps y berzas» lo superé hace un tiempo también).

    Total, que vosotros diréis «Pero, Jessi, ¿tú viendo MYHYV? ¿Por qué? ¡Si eres Elegance Hunter por Dios! ¡Allí no hay nada de elegance!» Y tenéis toda la razón, pero mi hermana sí lo veía y yo creía que me iba a dar un tumor cerebral si lo hacía (os lo juro, de verdad), pero como quería conocerlo para poder criticarlo aquí, me propuse verlo un par de veces. Por cuestiones de investigación. Por vosotros. (¿Habéis visto lo entregadísima que estoy a mis lectores? Si es que arriesgo hasta mi bienestar por vosotros). Y bueno, que me he enganchado. Y puede que tenga un tumor también (esto no lo voy a descartar, porque si no se me está reblandeciendo el cerebro de qué me iba a enganchar yo a Telecinco ¿no?)

    Y nada, eso, que entre unas cosas y otras, la cadena por fin se ha dado cuenta del juego que puede dar una chica con estudios como tronista (porque las pretendientas con carrera duran un telediario, por lo que sea, y a las del trono no nos pueden echar) y además a alguien de ahí dentro le he parecido graciosa y me han pedido que vaya y sea la nueva tronista que ocupe la vacante de María. (Han decidido probar con la «lista y gorda» en lugar de la «guapa tonta», como Miranda Priestly, qué glamour). Porque yo lo de ir de pretendienta no lo veo, que no me gusta compartir.

    17 septiembre, 2014 27 COMENTARIOS
    2 Facebook Twitter Google + Pinterest