navidad paris

No os lo vais a creer, pero a pesar de haber vivido un año en París, no he visto todo de la ciudad. Bueno, por no ver, no he visto ni Versailles. Y de lo demás ni os hablo porque me da una vergüenza que me muero (y hay altas probabilidades de que además me ponga a llorar con la tontería). Total, que sé que en algún momento volveré, para recordar cositas y pasear por Les Tuileries y demás (porque eso hay que hacerlo siempre) y creo que solo hay tres épocas en las que merezca la pena hacer este viaje: la semana de la moda, en primavera y en Navidad:

5 diciembre, 2014 2 COMENTARIOS
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

follarin de los bosques

Aquí estoy, un día más, gustándome los gilipollas. Porque esto es así, los que me conocéis lo sabéis, y los que no, pues ya os lo cuento yo. ¿Y por qué me gustan los gilipollas? Nunca lo sabremos, pero así es, así que vamos a aprovecharlo; que mi experiencia no caiga en saco roto: a lo largo de los años (que no han sido muchos, pero sí muy intensos) me he cruzado con muchos tipos distintos de imbéciles. Del que quiero hablaros hoy es El follarín de los bosques. Y ¿qué es un follarín de los bosques? os preguntaréis angustiados. Bueno, pues así, a grandes rasgos, un follarín es el típico tío que va metiéndola por doquier (¿a que poniendo por doquier parece que se suaviza lo de meterla?). Es el chico que te come la oreja para acostarse contigo y tan amigos. O sea que de algo más te olvides, chata. Que si es lo que quieres, bien, pero si no, un poco por saco sí que da perder el tiempo. Y ya que me preguntáis de dónde viene ese nombre tan guay (porque es guay, y lo sabéis), os diré que debe de haber sido por generación espontánea, porque no es porque el tío te lo vaya a hacer en un pinar ni porque sepa hacerlo siquiera, (ya sabéis, cantidad NO es igual a calidad).

follarin de los bosques claves

Total, que estás conociendo a un tío y no tienes claro de qué pie cojea. Estas son las claves para saber si tu chico es un follarín de los bosques:

4 diciembre, 2014 9 COMENTARIOS
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

El espíritu navideño ha invadido mi frío (cínico y muy muy solitario) corazón (llevo escuchando villancicos desde principios de noviembre) y quiero haceros un regalo antes de tiempo (que esto siempre hace mucha ilusión). Ni amigos invisibles ni nada. Esto es de mí para vosotros, claramente.

Total, que he decidido deciros qué os va a pasar estas Navidades. Una pequeña predicción del futuro, un horroróscopo de esos, que estas cosas gustan mucho y nadie cree en ellas pero «¿y si es verdad lo que dice la Cosmo que me va a pasar este mes?» Me he estado informando al respecto (que yo hago investigación, mucha, siempre pa’ to’) y yo creo que ya tengo mínimo la misma formación que las ¿horoscopólogas? de la Glamour. (¿Esto quién lo lleva? ¿Son astrólogos? Igual tan bien informada no estoy).

He mirado un poco las estrellas, las cartas del tarot, una bola de cristal y un par de series en Internet (es que está interesantísimo Parenthood, de verdad) y esto es lo que me han dicho (tomáoslo en serio, que no es en plan de broma, no, this shit is real, os va a pasar tal cual):

horroroscopo

Leo: este mes desmelénate, que vas a tener pelazo. Pasa de gorros. Bueno, mejor no, que me dice la bola de cristal que va a hacer frío. Y niebla, mucha niebla; y la humedad para tu pelo, mal. horroroscopo humorAh, y ojocuidao’ en el cotillón de fin de año, que siempre acabas metiendo el pelo en la copa de alguien y luego eso huele muy mal. Vaticino una ducha de agua caliente el día 1 (a eso de las 3 de la tarde, que tú nunca has sido de madrugar; una lástima, por cierto, porque el concierto de año nuevo es una joyita). Lávate el pelo dos veces, que con una solo te va a seguir oliendo a Nochevieja.

1 diciembre, 2014 1 COMENTARIO
0 Facebook Twitter Google + Pinterest