Antes de ser graciosa era egobloguera

egobloguera graciosa

Petits, no sé si lo sabíais, pero yo antes de ser graciosa, era egobloguera. Y no os estoy hablando de cuando París, que hacía como que lo era porque me sacaba muchas fotos por la capital francesa, no. Estoy hablando de años antes de eso. De un tiempo en el que había días en los que me levantaba y me arreglaba para hacerme fotos por ahí para subirlas al blog. ¿Estamos locos? ¿A dónde me creía yo que iba, POR FAVOR? SIGUE LEYENDO

Sobre ser bloguera y relojes de madera

reloj de madera reloj de madera

A mí lo que mas me gusta de tener un blog es cuando pongo en ridículo a todos los tíos que conozco y nadie me pega una paliza. O no lo ha hecho todavía, vaya. Bueno, también me gusta un poco cuando me escribe gente que no conozco, o me para gente que sí, para decirme que se ríen mucho con mis posts y mis vídeos. Es muy gratificante eso, sí señor. SIGUE LEYENDO