Por mi cumpleaños solo quiero la paz mundial y tener los pies calentitos

Petits, adivinad de quién es el cumple hoy. Efectivamente, mío, porque si fuera de otra persona DE QUÉ os lo iba a estar contando ¿verdad? Pues eso.

24 años. Ahí es na’. Bueno, en realidad no es nada, aunque la gente no deje de repetirme «Sé joven» (que ya hablaremos de esto más detenidamente, que tengo una lista muy larga de antepasados de los que acordarme. Míos no, claro está). Más joven que esto ya no puedo ser, de hecho. SIGUE LEYENDO

Feliz 2016, o algo

25diciembre15 (2)25diciembre15 (4)2

Os cueeento, a mí me gusta empezar el año jugando a los Sims hasta quedarme ciega. En plan tres semanas (tres días o, si me pica, tres meses) a morir para luego dejarlo y no volver a tocarlo hasta el año siguiente. 2016 y Windows 10 han decidido que esto era muy de irme a morir sola y me han cerrado el grifo, o lo que es lo mismo: que le das y no va. Y no me está molando esto un pelo, no sé cómo deciros. Encima me acaban de arreglar el portátil y lo mismo me dura dos años más, o sea que dos años sin jugar a los Sims, ¿estamos locos? ¿Con qué me voy a distraer ahora, petits? Porque he empezado enero de un cenizo que pa’ qué:

«Me parece importante que no dejéis de subir fotografías de los modelitos de Nochevieja porque para una vez que os arregláis, qué menos que ponerlo en toda red social habida y por haber. Porque anda que no hay trabajo ahí de chapa y pintura que amortizar». SIGUE LEYENDO

No hay dos sin tres; con Jose Abel, cuatro

¿Vosotros sabéis esas pelis de media tarde de Antena3, basadas en hechos reales, que al terminar de ver os preguntáis muy seriamente en la vida de quién coño estará basada esa película? Bueno, pues en la mía. Dos de cada tres películas de sobremesa alemanas están basadas en mi puñetera vida. Yo, de verdad, que ya no sé qué hacer, pero esto empieza a pasar de castaño oscuro.

¿Os acordáis del último tonto del nabo con el que he salido? El de mi trabajo, ese que creíamos que se parecía tanto a mí. Bueno, pues agüita con el colega:

Dos semanas después de cortar con él me llega un mensaje largo como la Biblia a la fanpage del blog. ¿Sabéis de quién? De su otra novia. No de la chica con la que había empezado a salir después de que lo dejásemos, ni de una ex de hace mil años. No. Una chica que era su novia a la vez que yo era su novia, no sé si me explico. SIGUE LEYENDO

Star Wars: Para amenaza fantasma, yo

star wars critica elegance hunter

Pues acabo de ver terminar Star Wars III, bueno el episodio 3, porque la película debe de ser la decimonovena (o algo así, estoy puestísima como veréis). Después de esta es cuando hay que ver la de «Luke, yo soy tu padre» ¿o cómo es esto? Porque vamos, todo rodeado de fuego y tal, yo tenía clarísimo que a Anakin se le iba a desgraciar la cara o algo y se iba a convertir en Darth Vader (y eso que todavía no lo habían ni mencionao’. Si es que soy un prodigio, POR FAVOR) ¿Y por qué ha muerto la mamá de Luke? (¿Padme?) ¿De falta de ganas de vivir? ¿Eso qué coño es? Porque yo también noto que me faltan las ganas de vivir a veces (concretamente todos los lunes por la mañana, entre otros) y no me muero. Vamos, será por veces que me han faltado a mí las ganas de vivir. Con lo que soy yo. ¿Y desde cuándo son Luke y Leia gemelos? ¿No estaban liados? ¿Es esa en realidad la miga de la saga? Y si todos queréis ser Luke y estáis muy-muy por las ensaimadas de Leia, ¿os tiraríais todos a vuestras hermanas? Estáis muy mal ¿eh? SIGUE LEYENDO