5 fitstagramers que sí

Petits, estoy obsesioná con las cuentas fitness de Instagram, osesioná os digo. Es una cosa loca, pero no puedo evitarlo, sobre todo teniendo en cuenta que mi fijación con esas cuentas es solo equiparable a la que tengo con el CrossFit (esto es una secta, no me saquéis de aquí), lo que significa que cuando no estoy entrenando o pensando en entrenar, estoy viendo a otra gente entrenar o lucir modelitos de ropa deportiva (porque eso es a grandes rasgos a lo que se dedican la mayoría de fitstagramers [esto es muy difícil de decir] y no me parece mal, porque si estás así de buena qué menos que compartirlo con el mundo).

fitstagramers new sexy SIGUE LEYENDO

No hay nada como un hermano

nada como hermano

Petits, me iba a poner mis bragas de crítica de cine para hablaros de la película Hermanas de Amy Poehler y Tina Fey, porque la acabo de ver y me he reído lo que no está en los escritos (en plan lágrimas. O sea carcajada de «me estoy asfixiando, haz que pare ya». Like, legit), pero tampoco iba a ser imparcial, así que mejor voy a hablar sobre tener hermanos, en mi caso una hermana, y sobre esa gente que es hija única y se permite el lujo de decir que su mejor amigo es como su hermano (que me toca mucho la moral):

no hay nada como un hermano

A ver, no. Permíteme que te saque del error, querido. Tu mejor amigo no es como tu hermano; sé de lo que hablo porque tengo una, y no es que eso me convierta en una autoridad en la materia (que un poco sí), pero me da un poco más de perspectiva que a ti y no me gustaría que por ir diciendo ese tipo de tonterías otro alguien que también tenga un hermano te dé una paliza ayudado por éste. Porque, lo parezca o no, eso es en lo que pensamos cada vez que nos dices que quieres a tu vecino (a tu amigo o a tu perro) como si fuese tu hermano. SIGUE LEYENDO